La Industria Farmacéutica

La industria farmacéutica desarrolla, produce y abastece medicamentos, los cuales son la principal herramienta médica para la prevención y tratamiento de enfermedades.


Con ello, contribuye a mejorar la expectativa y calidad de vida de la población y a disminuír la utilización de otras intervenciones médicas más invasivas o costosas.

En un estudio realizado en 52 países, incluído México, se encontró que la introducción de nuevos medicamentos puede explicar hasta el 40% del aumento promedio en la esperanza de vida de la población (Lichtenberg F, International Journal of Health Care Finance and Economics).

Además, dado que el crecimiento y competitividad de la industria farmacéutica se basa en la innovación y generación constante de nuevos productos, es una industria clave para el desarrollo económico sostenido

La Industria Farmacéutica Mexicana

Según los datos oficiales más recientes (Censos Económicos 2009, INEGI), la producción de la y industria farmacéutica en México alcanzó el 3% del total del ramo de manufacturas generó en 2009 más de 80,000 empleos directos1 bien remunerados.

La industria farmacéutica en México tiene ventajas importantes que la identifican como uno de los sectores con mayor potencial de crecimiento, entre los que destacan:

  1. Incrementa la competencia y contribuye a un mercado abierto y competitivo de medicamentos;
  2. Cuenta con una planta establecida que cumple con estándares de calidad internacional. Plantas certificadas por COFEPRIS y otras agencias de referencia como FDA, EMA, ANVISA;
  3. Disponibilidad inmediata y seguridad nacional: Se prevé que la transición epidemiológica y demográfica genere un incremento en la demanda de medicamentos en México y el mundo y la industria puede abastecer esa demanda;
  4. Incrementa la capacidad de innovación y facilita la transferencia de tecnología. Ranking de Producción Científica Mexicana (2011)
  5. Genera empleos bien remunerados, capta y retiene capital humano;
  6. Alta interacción y derrama a otros sectores (BCG para SE 2009).
  7. Producción enfocada a necesidades de salud de México.
  8. Su capacidad utilizada es del 69.9% (1er Censo Canifarma) lo que le deja márgenes inmediatos de crecimiento.

El valor del mercado farmacéutico en México en el 2012 fue superior a 203,8871 millones de pesos, cifra que representa más del 1.37% del PIB de ese año. El mercado total ha tenido un crecimiento ponderado en valor de 5.5% desde 2007 y se espera que siga aumentando a tasas similares en los próximos años.

Aunque México se ubica dentro de los 15 mercados farmacéuticos más relevantes del mundo y el segundo en importancia en Latinoamérica, su crecimiento es sustancialmente menor al de otros países emergentes (CAGR4 México: 3.9%, China: 17.3%, Brasil: 13.1% e India: 16.6%5 )

Según análisis de perspectiva del mercado de IMS Health 2010, de no generar políticas y sinergias de impulso adecuadas, se espera que la importancia relativa de México siga retrocediendo debido al dinamismo en los otros mercados.

En este contexto, es posible competir con las industrias tradicionalmente concentradas y dominadas por cadenas globales a base de especialización, detección de nichos de mercado, uso del capital humano y conocimiento (Michael E. Best, 2001).

En México, las empresas que han tenido mayor crecimiento en su participación en el mercado, lo han hecho ampliando la presencia de genéricos, mezclas e innovación incremental. (IMS Health 2012) El mercado farmacéutico tiene expectativas de gran expansión a nivel mundial por las transiciones demográficas y epidemiológicas que atraviesan diversos países, además del fortalecimiento de los sistemas de seguridad social.

Según el estudio de PriceWaterHouseCoopers (PWC), Pharma 2020: The Vision Which path will take?, se espera que la industria crezca a más del doble para 2020, llegando a valores superiores a los $1.3 trillones de dólares. En el documento, se menciona que un factor crucial para este crecimiento es el incremento en la demanda de medicamentos en los países “E7”, que son Brasil, China, India, Indonesia, México, Rusia y Turquía.

Uno de los principales factores que puede impulsar la productividad y competitividad de México, es una política de largo plazo en materia de ciencia, tecnología e innovación.

En este contexto, la industria farmacéutica toma gran relevancia ya que tiene como base de crecimiento el conocimiento y la innovación. La inversión en I&D que realizan los laboratorios farmacéuticos, tiene un impacto que va mucho más allá de la simple generación de un nuevo medicamento; implica nuevas tecnologías, mejor nivel de vida y años saludables para la población, además de un circulo virtuoso en la generación del conocimiento y menor dependencia del exterior, sobre todo, en casos de crisis sanitaria.

Por el alto costo y riesgo que implica liberar un medicamento, a nivel mundial, la I&D en este ramo se conforma por universidades, instituciones y/o firmas especializadas en desarrollo de tecnología y empresas privadas, acompañadas por una importante participación de financiamiento público (hasta 30% de los recursos invertidos en I&D)6.

En México, los recursos y esquemas de impulso en general, dirigidos a la I&D en salud y en medicamentos son muy escasos. El Gobierno Federal (principalmente a través de CONACYT y Secretaría de Salud), ONG´s sin fines de lucro y empresas privadas financian la investigación en salud. El componente de salud y seguridad social representa aproximadamente el 7.4% del gasto federal en ciencia y tecnología, sólo 0.03% del PIB7, muy por debajo de lo recomendado por la OCDE.

Why to choose us

Objetivos

Por ello, el CFM trabaja en la articulación de esfuerzos para la consolidación y expansión de la industria farmacéutica dentro y fuera del país.

CONSEJO FARMACÉUTICO MEXICANO

Nuestros asociados